Cortamos el chorizo en rodajitas gordas.
En una sarten echamos la manteca.
Cuando se derrita añadimos el chorizo.
Damos unas vueltas.
Cascamos los huevos salamos, y freimos con la manteca.
Son estos huevos un plato riquisimo,de muchas calorias no dejes de probarlos.