Es clásica la combinación de anchoas y queso. El clásico ‘de Ulloa’ o ‘de Arzúa’, primo hermano del ‘de tetilla’, pero más bien plano: cuña de queso, par de anchoas encima, con o sin pan debajo… y una exquisitez.