Lavar las patatas peladas, secarlas y cortarlas en láminas finas. Pelar y picar la cebolla muy fina. Poner abundante aceite en una sartén y freír las patatas a fuego lento; escurrirlas y reservar. Lavar los pimientos, secarlos y quitar los rabillos y simientes: freirlos a fuego suave con la cebolla; cuando esté blandito y empiece a tomar color, añadir el chorizo, dar una vuelta y escurrir todo.

Batir los huevos, sazonar e incorporar el sofrito de pimientos y las patatas. Dejar en la sartén una cucharada de aceite, calentar y cuajar la tortilla por ambos lados.