Los calamares fritos, en ocasiones también denominados calamares a la romana o rabas en Cantabria, Asturias Navarra y Pais Vasco, es un plato preparado a base de calamares fritos rebozados en harina que se puede encontrar en muchos bares y restaurantes de los países que disfrutan de la cocina mediterránea.

En España se sirven generalmente como una tapa (aperitivo) en muchos bares. Como algunos otros platos de marisco se suelen servir fríos y fritos del día anterior, junto con una rodaja de limón, para exprimirla sobre la ración si el consumidor así lo desea.